Categorías
Aloe Vera

Gel Frío con Aloe vera.

¿Pensabais que un producto natural no podría calmar el dolor en pocos minutos? Pues estáis equivocados. Existe y todo aquel que lo prueba ya no quiere separarse de él.

Vamos por partes. El secreto está en su composición, una serie de extractos de plantas con propiedades tonificantes, calmantes, relajantes y analgésicas; por el Mentol, que da una sensación de frío en la zona: y, aquí está la clave, el alto contenido en Aloe Vera, que transporta todos los ingredientes a capas muy profundas de la piel, además de ser un potente antiinflamatorio en sí mismo.

Veamos cada uno de sus componentes por separado:

MENTHOL Y CAMPHOR: Por su contenido en mentol y alcanfor, tiene acción vasodilatadora, propiedades tonificantes y estimulantes generales.


ALOE VERA BARBADENSIS MILLER: La elevada concentración de Aloe Vera utilizada en esta formulación, ejerce una notable y eficaz acción antiinflamatoria natural, de utilidad en el tratamiento de los traumatismos locales causados por golpes, contusiones, caídas, moratones, etc.


ÁRNICA MONTANA: Es conocida y utilizada desde hace muchos años para aliviar los dolores musculares. Tiene propiedades tonificantes, hidratantes y emolientes.


HARPAGOFITO: Posee numerosos principios activos, como iridoides y glucósidos fenólicos. Tiene propiedades astringentes y descongestivas.

Gracias a estos componentes, su uso resulta muy útil en el tratamiento del síndrome de piernas cansadas, proporcionando un notable alivio y agradable sensación de frescor, relajación y descanso. Su aplicación produce igualmente una sensible mejora en procesos articulares, dolores de espalda y cuello, así como también en el tratamiento local de la artrosis, al tiempo que activa el riego sanguíneo de las zonas afectadas. Es de gran utilidad en el tratamiento de los traumatismos locales causados por golpes, contusiones, caídas, moratones, etc.

En lesiones que por sí solo no llega a consolar completamente, potencia el efecto de otro producto, del que hablaremos otro día (Masaje Calorífico), que es de efecto calor, e ideal para contracturas, ya que relaja los músculos tensos. Es el caso, por ejemplo, de una tendinitis o alguna dolencia similar (tengo el ejemplo más cerca en mi padre, que los usó juntos en una microrrotura del tendón del brazo, y pudo consolar el dolor).

La única precaución que hay que tener en cuenta es no ponerlo sobre heridas abiertas, ojos o boca, pues el alcohol y el mentol pueden provocar un fuerte escozor.

La forma de aplicarlo, es dando un masaje siempre hacia el corazón, bien en círculo, o en paralelo, sobre todo cuando se trate de aliviar problemas de circulación.

Al extenderlo, el proceso de actuación suele ser el mismo: primero sentimos frío en la zona, en pocos minutos empezamos a sentir una sensación de calor, y poco después, el dolor se ha calmado o desaparecido. Rápido, y sin efectos secundarios ni químicos agresivos que dañen nuestra piel.

En nuestra tienda, tenemos 2 tipos de Gel Frío: Gel Frío RELAX y MUSCGEL. Éste último tiene, además, cúrcuma y jengibre, que potencian aún más el efecto calmante del primero y la circulación, el segundo.

Para masajes más profundos, especialmente dados por un fisioterapeuta o cualquier otro profesional, es más indicado el MUSCGEL, porque su textura es más suave y se extiende mejor. Si el uso es particular, ambos nos dan un resultado excelente, con la única diferencia del precio que, en el caso del Muscgel, al contener más ingredientes, es más elevado.

Para saber más o pedir el producto, os dejo enlace de la tienda:

MUSCGEL: https://www.d-aloe.com/inicio/23-gel-frio-muscgel-175-ml.html

RELAX: https://www.d-aloe.com/inicio/80-105-gel-frio-relax.html#/33-cantidad-100_ml

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *