Categorías
Aloe Vera

Jugo de Aloe Vera

¿Por qué debería tomarlo?

De la hoja del aloe vera se extrae el jugo o zumo del aloe vera.

Ya hemos visto las propiedades farmacológicas del aloe vera y su composición, pero hoy hablaremos del JUGO, el zumo que se extrae de la hoja y se bebe, así como de sus múltiples beneficios internos.

Se puede extraer directamente de la planta, siempre que tenga la madurez necesaria (haya florecido al menos 1 vez, que viene siendo a la edad de entre 2 y 5 años, depende del caso) y sepamos seguir a rajatabla este proceso, que explico a continuación.

Cortamos primero un trozo (¿Por qué un trozo? porque lo que no usemos se oxida y deteriora, perdiendo sus propiedades desde el minuto 1, así que al dia siguiente, ya no nos servirá, aunque lo congelemos) de las hojas más bajas, las más cercanas a la tierra, ya que son las que más madurez han alcanzado y, por lo tanto, más propiedades tienen.

Con un cuchillo le quitamos su cáscara bien y la dejamos orear unos pocos minutos, para que podamos ver la aloina, que es una toxina que rodea la hoja en una capa que está entre la hoja y el gel. Una vez aparezca una capa amarilla (la aloina), con cuidado la retiramos con el cuchillo y, luego, lavamos los restos para que no quede nada, poniendo el filete bajo el grifo abierto. Este filete resultante es el gel, que lo podemos triturar y tomárnoslo solo o añadiendo otros ingredientes (normalmente zumo de limón, agua y, si no puedes con su sabor, miel para endulzarlo; pero con estas mezclas, ya se sabe, hay más opciones que personas).

¿Y si no tenemos planta?

Pero si no tenemos planta en casa, ni queremos arriesgarnos a consumir la aloina o, simplemente, no queremos o no podemos perder el tiempo que precisa la receta, tenemos un plan B: comprar el jugo de aloe vera puro.

El Jugo se puede encontrar de muchas formas, pero este de la foto es extraido mecánicamente, de forma ecológica y cuidando mucho no restarle sus propiedades.

Una vez tenemos el zumo o jugo preparado para tomar, debemos saber qué nos hará de bueno en nuestro organismo una vez lo tomemos de forma asidua durante un tiempo (este tiempo varía de la persona, si está sana será de varias semanas, pero si tiene algún problema interno como úlceras, hernias de hiato u otra enfermedad, debería tomarlo durante más tiempo).

  1. DEPURATIVO. Depura el interior de nuestro cuerpo, desde los órganos filtrantes (Pulmones, Riñones e Hígado) hasta la sangre (las «tuberías» que llevan los residuos hasta esos órganos). Ayudan a eliminar metales pesados y los peligrosos Radicales Libres (esos átomos que oxidan el cuerpo y nos llevan a un envejecimiento celular, y, por tanto, nos debilita y enferma).
  2. CICATRIZANTES. Heridas internas como pueden ser llagas en la boca, úlceras en el estómago o en cualquier parte del Sistema Digestivo, así como cualquier otro tipo de heridas que, al estar en zonas húmedas, resultan difíciles de cicatrizar.
  3. NEUTRALIZA LOS ÁCIDOS, y los reflujos de malas digestiones o causados por alguna enfermedad. En este caso, una dosis te hará el efecto del Almax, Omeoprazol o cualquier otro medicamento, pero sin los efectos secundarios peligrosos que contienen éstos.
  4. ESTIMULA Y MEJORA EL FUNCIONAMIENTO de los órganos. Ayuda a prevenir y mejorar la insuficiencia pancreática, hepática o biliar.
  5. CONTRA EL ESTREÑIMIENTO. Es uno de los mejores remedios que nos ofrece la naturaleza. Ayuda al tránsito intestinal ablandando e hidratando las heces, y lubrica el intestino. Además, regula y mantiene una flora intestinal sana.
  6. CONTRA LAS HEMORROIDES. Se suele usar el GEL para estos casos, pero el tomar el JUGO refuerza aquél y las combate desde dentro.
  7. ACTIVADOR INMUNOLÓGICO. Refuerza, activa y mejora el sistema inmunitario, con lo que nos fortalece frente a ataques de agentes externos que nos puedan provocar enfermedades. En enfermedades graves como el Cáncer u otras, que debiliten nuestros sistema inmunitario, es un buen aliado.
  8. MEJORA LAS ALERGIAS. Ayuda mucho a reducir los efectos de alergias y enfermedades como el Asma.
  9. ANTIINFLAMATORIO. Mejora cualquier inflamación interna, como puede ser la artritis, otitis o cualquier problema en los ojos (en estos casos, se recomienda echar unas gotas del jugo directamente en el oido u ojos, donde tengamos el problema), o cualquier otra inflamación interna.
  10. ANTIACNÉ. En casos más abundantes de acné o en pieles muy grasas reduce enormemente el sebo que expulsa nuestra piel y acaba depositándose en ella o inflamando los poros y cerrándolos, produciendo los incómodos barrillos o espinillas.

Luego existen Jugos de aloe vera que incluyen otros ingredientes que potencian las propiedades que ya os hemos relatado. En nuestro caso, disponemos de un producto llamado ANTIOXI, en el cual hemos añadido al JUGO zumo de arándanos negros y rojos, además de Zinc, Selenio y otros ingredientes que son especialmente indicados para ayudar en problemas del Sistema Excretor (riñones, próstata, infección de orina, etc.), pero existen otros Jugos puros en el mercado. Lo que sí se debe tener en cuenta es que, el primer ingrediente o mayoritario, sea el Aloe Vera.

En cuanto a dosis, la recomendación general es tomar entre 50 y 100ml al día repartidas en 2 ó 3 tomas. Evidentemente, cada caso es particular porque tiene distintos grados de gravedad, con lo que debe ajustarse según las recomendaciones que nos indique el médico o naturópata.

Para más información, le recomendamos vaya a los consejos que ofrecemos en nuestra web. En nuestra tienda podrá adquirir este y otros productos si así lo quiere.

CONSEJOS: https://www.d-aloe.com/content/category/3-consejos

TIENDA: https://www.d-aloe.com/9-tienda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *