Categorías
Aloe Vera

Protectores solares y Factor de Protección

¿Cómo protegen y para que sirven los SPF?

Tomar el sol tiene efectos muy positivos para el cuerpo, sobre todo porque estamos tomando un nutriente esencial para el cuerpo: la Vitamina D. Además, nos ayuda a alcanzar el tono moreno de piel, que hoy día es canon de belleza de los más valorados en la sociedad. Pero, a pesar de estos 2 beneficios, en los rayos solares, sobre todo en Verano, se encuentran enemigos de nuestra salud muy peligrosos, como los rayos Ultravioleta (Rayos UVA o UVB) y demás partículas que nos atacan y producen desde una simple quemadura a peligrosos lunares (que con los años puede derivar en cáncer de piel y otras enfermedades).

Por este motivo debemos usar Protectores Solares, de los que existe gran variedad en el mercado (en crema, los más tradicionales, en spray, de varios niveles de protección, con perfume, etc…). Nosotros vamos a hablar de los que conocemos, los que llevan ingredientes naturales y, como principal ingrediente el Aloe Vera.

Como ya hemos contado y mucha gente sabe, el Aloe Vera es el mejor protector de la piel y el mejor aliado ante enfermedades y problemas de la misma, entre ellos, las quemaduras. Su poder llega a regenerar la piel en tiempo récord y no dejar cicatrices. También hemos hablado de que aquellos ingredientes que lo acompañen, llegan a atravesar capas más profundas de nuestra piel.

Estos son dos buenos motivos para elegir el protector solar con Aloe Vera, pero hoy vamos a añadir otro importante que lo hace mejor aún, si cabe: El Aloe Vera multiplica el factor de protección.

Protectores solares de SPF 20, de nivel de protección media, y el de SPF 40, de protección alta, con Aloe Vera y Caléndula.

Pero empezaré hablando del gran protagonista a la hora de comprar un Protector Solar: El llamado Factor de Protección Solar o SPF (siglas en inglés). La legislación lo ha regulado para unificar una tabla de valores estandarizada y evitar una amalgama de valores, encuadrándolos todos en 8 valores. El SPF nos da el nivel de protección que da una crema frente a la quemadura: por ejemplo, si uno tarda 10 minutos en quemarse sin crema, con una loción de nivel 15 pasarán dos horas y media antes de que la piel se enrojezca (10 minutos x 15 SPF = 150 minutos O 1,5 Horas).

Cuadro de los factores de protección.

El factor de protección va también acompañado de 4 categorías: BAJA, MEDIA, ALTA y MUY ALTA. Para ver mejor estos índices, a continuación incluyo un cuadro con más información.

Recomendaciones de uso del Factor de Protección. Fuente: Wikipedia.

Y en cuanto al Aloe Vera, además de ayudar al Protector Solar a protegernos, está ayudando a nuestra piel en aquellas zonas en que esté deteriorada, además de prevenir y regenerar las quemaduras que podamos tener por un mal uso a la hora de extenderlo.

Se recomienda aplicar unos 30 minutos antes de exponernos al sol o al baño, para que la piel lo pueda absorber, y repetir la operación cada 2 horas y tras el baño.

En resumen: si queremos una piel bronceada, protegida y sana, el mejor protector que podamos consumir es aquel que tenga como uno de los principales ingredientes el aloe vera, y si tiene Caléndula, otra de las plantas que ayuda a nuestra piel, aún mejor.

¡Espero que disfrutéis del verano sin sacrificar vuestra piel! En el siguiente enlace os dejo más información:

https://www.d-aloe.com/inicio/33-protector-solar-spf-40.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *